MIla Martínez
Escritora LGTB de varios libros en la editorial Egales

Para mí, el día del libro debería llamarse el día de los sueños. ¿Por qué?, quizás preguntéis. Porque cada vez que abrimos una de esas cubiertas que han captado nuestra atención nos adentramos en un mundo onírico repleto de emociones; un mundo que nos perturba, conmociona, redime, que nos aleja de la realidad, nos eleva hasta lo más alto, nos hace vislumbrar el infierno, nos cura y, con todo, nos ayuda a crecer.

Nunca seremos las mismas personas después de cerrar la última página de un libro. ¿Reconocéis el sentimiento complejo de dicha, dolor y pérdida? Sabemos que, en cuanto finalizamos la historia que tenemos entre las manos, dejamos atrás a personajes y vivencias que ya forman parte de nuestro mundo. Aunque no seamos conscientes, algo ha cambiado en nuestro fuero interno después de leer un libro. Ese pequeño milagro entretejido de palabras nos aporta conocimientos nuevos acerca de infinidad de cosas y, mucho más importante, acerca de nuestra propia vida.

Día de los sueños

Si permitís que os haga partícipes de esa realidad onírica a la que yo también me agarro de tanto en tanto, os ofrezco la llave para descubrir los universos que viven encerrados en mis novelas, todas ellas publicadas por Editorial Egales desde el 2009 hasta a actualidad.

Hallaréis mucha pasión y algo de magia en No voy a disculparme. Si me dejáis, os llevaré de la mano en un viaje exótico al continente africano y a sentimientos fuertemente ocultos en Tras la pared. También os reto a sumergiros en la enfermiza atracción del caos a lo largo de una historia bella y terrible: la de Autorretrato con mar al fondo. Pongo en vuestras manos la ilusión de una vida eternamente joven en La daga fenicia y la acción vertiginosa junto a la esperanza de un mundo mejor en Regreso a Eterna.

Libros

En Mis noches en el Ideal Room os conduciré por caminos repletos de misterio, compromiso, romance y erotismo dentro de un momento relevante de nuestra Historia, la Guerra Civil Española.

Si os adentráis en La Esencia, la intriga os arrastrará hasta rincones insospechados, rodeados de buen vino y mentes maquiavélicas.

En 22 prometo que os preguntaréis por la importancia del destino, llegaréis a amar la diferencia, creeréis en lo que no podéis ver y el corazón os bombeará fuerte, sugestionados por un suspense aterrador del que no vais a desprenderos durante mucho tiempo.

Insurrectas, mi última criatura, es una incursión en el thriller político que os recordará que la libertad es un bien que debemos defender a toda costa, un tesoro que pueden robarnos sin que apenas nos demos cuenta. En las páginas de esta última novela cohabitan la perversidad, los secretos, las mujeres de carácter y algunas personas valientes dispuestas a afrontar riesgos por unos ideales incorruptibles. Junto a ellas, soñaréis con pasiones reprimidas que desbordan todos sus diques y os sentiréis parte de un movimiento solidario que cambiara la Historia.

Huidas breves

Y, si tan solo tenéis tiempo para huidas breves, os recomiendo algunas antologías en las que he tenido el privilegio de participar; historias como las encerradas en Donde no puedas amar, no te demores (Egales, 2016) en la que figura mi relato “Sin tocarte”; Cada día me gustas más (Amazon, 2016), donde participo con “Paladares”; en 101 crímenes de Valencia (Vinatea Editorial, 2019), con el relato “Monstruos”; en el número de abril de 2020 de la revista Gehitu Magazine con el relato “Abre los ojos”; en Locas y Perversas (Egales, 2020) con el relato “Serendipia” y en la antología solidaria Tenemos la cura, proyectada por Nehnah studio, con el relato “La más suicida de las curas”.

Soñad, soñad sin descanso.