Los 5 coches eléctricos más destacados del mercado

Los 5 modelos de la siguiente lista destacan por tener diferentes características unos de otros, pero siempre bajo el mismo denominador común, el motor eléctrico. Una enumeración para todo aquel que quiera ayudar al medioambiente cambiando su vehículo a otro que no sea contaminante

BMW i3

Con el paso del tiempo y el avance la tecnología, todo va evolucionando para hacer del lugar en el que vivimos un mundo mejor. Y el mundo del motor no es ajeno a ello. Tras ver que el cambio climático es una realidad, las marcas de vehículos se han puesto manos a la obra para que el desplazamiento y la movilidad en coche no suponga una contribución a empeorar el planeta.

Audi e-tron

El e-tron es el primer modelo totalmente eléctrico de la firma alemana y se trata de un SUV a medio camino entre un Q5 y un Q7. Este todocamino mide 4,90 m de largo, 1,93 m de ancho y apenas 1,61 m de alto, mientras que los 2,92 m de su distancia entre ejes ofrecen cinco plazas en su interior y 660 litros de volumen para equipaje, repartidos en 600 litros en el maletero trasero, y 60 adicionales bajo el capó delantero.

Este modelo empezó a comercializarse a finales de 2018 y está disponible con dos versiones. La primera en llegar fue el 55 Quattro, equipando dos motores eléctricos, uno por cada eje, que rinden una potencia de 300 kW, equivalentes a 408 CV, y hasta 664 Nm de par, a lo que hay que sumar una batería de 95 kWh. Gracias a ello, este SUV es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,7 segundos, mientras que su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 200 km/h.

Audi E-Tron

Por otro lado, la gama se ha ampliado recientemente con otras opciones como el 50 Quattro, que cuenta con dos motores eléctricos, uno para cada eje, pero con una batería más pequeña de 71 kWh. Tiene una autonomía de 283 kilómetros y una potencia conjunta de 313 CV. Esta configuración más modesta permitirá a Audi ofrecer un precio de acceso algo más bajo para este e-tron. El Audi e-tron se enfrenta a modelos como el Mercedes-Benz EQC o el Jaguar i-PACE.

Nissan Leaf

Poco después de salir al mercado la primera generación, el Leaf estrena una segunda configuración, con más potencia y con una batería de mayor capacidad. Aunque las variantes con batería de 40 kWh y una autonomía de 270 kilómetros continúan a la venta, las nuevas versiones de 62 kWh y 385 kilómetros de autonomía son claramente más versátiles, ofreciendo la posibilidad de realizar largos trayectos.

La recarga del Leaf más pequeño se realiza con un cargador de 6,6 kW de potencia, aunque cuenta con una conexión de carga rápida a 50 kW, que es capaz de cargar hasta el 80% de la batería en 40 minutos aproximadamente. El de mayor capacidad asegura una recarga mucho más rápida, ya que se puede conectar a un cargador de 100 kW. Sus baterías están refrigeradas por aire, lo que limita el uso intensivo del vehículo, especialmente en su variante de menor capacidad.

Nissan Leaf

La tracción es delantera y la transmisión automática. Este Nissan es un familiar compacto -mide 4,49 metros de longitud-, que se ofrece con una única carrocería de cinco puertas, cinco plazas y entre 385 y 394 litros de maletero, según la batería.

Porsche Taycan

El Taycan es el primer modelo fabricado por la marca alemana totalmente eléctrico. Se caracteriza por tener una carrocería coupé de cuatro puertas y una longitud de 4,96 metros. En estos aspectos recuerda hasta cierto punto al Porsche Panamera, sin embargo, encontramos en el Taycan un modelo totalmente diferente, ya que no comparte ni siquiera la misma plataforma.

De este modelo se pueden encontrar hasta cuatro versiones, todas con tracción total y cambio automático de dos velocidades. Cabe destacar que la variante 4S está disponible con dos baterías (Performance y Performance Plus de 79,2 y 93,4 kWh respectivamente). Estas dos opciones permiten elegir entre dos niveles de potencia: el primero con 530CV y el segundo con 571. Ambas versiones tienen un maletero de 488 litros. También hay otras dos versiones denominadas Turbo y Turbo S. Estas versiones ofrecen dos niveles de potencia más que considerables, llegando a 680CV la versión Turbo y a 761 la Turbo S.

Porsche Taycan

 

En los dos casos se emplea la batería de 93,4kWh de la variante 4S Performance Plus. En función de la versión la autonomía puede variar entre los 407 kilómetros y los 463.

Hyundai Ioniq EV

El Ioniq tuvo el honor de ser el primer modelo del mercado en ofrecer los tres sistemas de propulsión con la etiqueta ecológica: híbrido (eco), híbrido enchufable y eléctrico puto (cero emisiones). Para ofrecer todas estas opciones se ha trabajado sobre la misma plataforma y su aspecto es muy parecido salvo en el caso de la versión totalmente eléctrica. En este caso la principal diferencia con respecto a las otras versiones es que incorpora una parrilla carenada (no necesita ningún tipo de refrigeración) pintada en color plata. Todos miden 4,47 metros de longitud por 1,82 de ancho y 1,45 de alto.

Hyundai Ioniq

En el 2019 la versión 100% eléctrica recibió mejoras que le han permitido incrementar su potencia, pasando de los 120 CV iniciales a los 136 actuales y aumentando su autonomía de 280 a 311 kilómetros. Pero estas no han sido las únicas mejoras que se han aplicado, también se ha aumentado la potencia de recarga, pasando de 6,6 kW a 7,2, lo que permite recargar el 80% de la batería en menos de una hora conectado a una toma de corriente de 100kW.

El híbrido enchufable puede circular en el modo ‘0 emisiones’ durante un máximo de 50 kilómetros y el tiempo de recarga de batería oscila entre dos horas y cuarto y cuatro horas. En todos los casos, las baterías están garantizadas por 8 años o 200.000 km, lo que antes ocurra.

BMW i3

El pequeño urbano eléctrico de BMW recibió en 2019 algunos retoques estéticos y mecánicos, conservando toda la tecnología de seguridad y sumando una nueva versión más potente y una batería de mayor capacidad.

La gama cuenta con un motor de 170 CV que utiliza baterías de ion de litio colocadas bajo el suelo, y se añade una motorización de mayor potencia denominada BMW i3s, que suma 14 CV a la motorización inicial, es decir, un total de 184 CV, además de sumar una puesta a punto específica a nivel de chasis. La versión con la motorización i3s acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, frente a los 7,3 segundos de la variante de 170 CV.

BMW i3

La batería en ambos casos es de 38 kWh de capacidad, lo que permite conseguir una autonomía de 285 km o 279 en la versión i3s. Llama la atención la apertura de las puertas traseras en sentido contrario de la apertura común. Los interiores destacan por su calidad y por el buen aprovechamiento del espacio.