El Gobierno apoya revivir la mesa de diálogo con Cataluña

Montserrat Bassa
Montserrat Bassa, diputada en el Congreso por ERC. Foto de Servimedia

Los partidos que sustentan el Gobierno -PSOE y Unidas Podemos- apoyaron este martes una moción de ERC para reactivar la mesa de diálogo sobre el “conflicto político” en Cataluña que se ha debatido en plena campaña electoral y después de que ERC instara a todos los partidos que “queremos la independencia” de Cataluña a “evitar a toda costa que el PSC esté en el Govern” tras las elecciones autonómicas del 14-F, según informa Servimedia.

Así lo expresó desde la tribuna del Hemiciclo la diputada de ERC Montserrat Bassa en la defensa de la moción que presentó ERC sobre la intención del Gobierno de resolver el conflicto político con Cataluña. Esta moción se votará el próximo jueves al finalizar la sesión plenaria, pero saldrá aprobada de cumplirse el sentido a favor expresado por PSOE, UP, ERC, PNV, Bildu, PDeCat y la abstención de Junts per Catalunya.

ERC

Bassa, hermana de la exconsejera Dolors Bassa, en prisión condenada por el ‘procès’, sostuvo que ERC “nunca”, gobernará con los socialistas del PSC que han presentado al exministro de Sanidad Salvador Illa como candidato.

Apuntó que, “lamentablemente”, tanto la pandemia como el “cierto desinterés” del PSOE y Junts per Catalunya por recuperar la llamada ‘mesa de diálogo’ -que se reunió por primera y única vez en febrero de 2020- han hecho que avanzara “débilmente” ese instrumento.

Por ello, subrayó que es “imprescindible que ERC gane las elecciones en Cataluña”, porque para “resolver el conflicto”, en el lado catalán, “debe sentarse un Gobierno que defiende la amnistías y la autodeterminación”. “El PSC justifica que nuestro Govern esté en la cárcel, por eso nunca, nunca haremos Gobierno con ellos. Nunca, ni en la Generalitat ni en la Diputación de Barcelona”, en alusión al pacto de Junts con los socialistas en esa institución.

Precisamente, la portavoz de Junts y candidata a la Presidencia de la Generalitat, Laura Borràs, fue crítica con la mesa de diálogo, y calificó de “marketing político” esta idea que Pedro Sánchez se sacó “de la chistera” para que ERC le apoyase la investidura y estiró la “operación” hasta los Presupuestos, y en la que terminó participando Junts como parte del Govern que lideraba entonces Quim Torra.

Pero “se le ha agotado el crédito, ya no hay promesas de mesas de diálogo que nos creamos, ni declaraciones vacías”. Además, Borrás reiteró que el Ejecutivo central “no ha tenido ninguna intención de diálogo” como ha quedado demostrado en el “balance” de esa medida.

Borrás, que no aclaró en la tribuna que sus diputados votarán abstención, mientras que los del PDeCat votarán sí, recordó al independentismo que “negociar juntos nos hace siempre más fuertes” y avanzó que si ella es la próxima presidenta de Cataluña el “diálogo no irá ni de foto, ni de presupuestos, ni de investidura”. Pero alertó de que “si no quiere negociar, tenemos un plan A, que va de obediencia democrática al 1 de octubre”.

Debate electoral

La campaña electoral se dejó ver en todas las intervenciones, hasta el punto de que la sesión parlamentaria parecía un “debate electoral”, como apuntó el diputado del PSC José Zaragoza. El diputado socialista catalán denunció “todas las barbaridades” que escuchó de unos y otros y criticó que ERC ponga en duda las elecciones si Illa se erige presidente.

Además, denunció que se digan “mentiras desvergonzadas, para justificar” los argumentos electorales y criticó que tanto “la derecha”, por PP, Vox y Cs, como el “independentismo extremo” sigan aprovechando el “conflicto” en lugar de buscar soluciones. “No quieren acabar porque están cómodos en sus trinchera, cómodos disparando contra el que está enfrente, descalificando y diciendo la más gorda”.

Desde el otro lado del Gobierno, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, insistió en que el “conflicto político debe resolverse por vías políticas” y eso se debe notar en la “voluntad de abrir la carpeta de indultos cuando esté en el Consejo de Ministros” o con la reforma del delito de sedición para “acabar con una injusticia que no se debía haberse producido nunca”.

PNV

Además del independentismo catalán y del Gobierno, a favor de la revitalización de la mesa de diálogos se mostraron otros partidos nacionalistas o independistas como PNV y Bildu.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, adelantó que votarán “sí, y con entusiasmo” en favor de esta iniciativa, y subrayó la existencia de “presos políticos”. En su exposición, defendió que para resolver el “conflicto político” es “fundamental que se pueda hablar, y evitar tensión para que ese diálogo se facilite”, por lo que animó liberar a los condenados por el `procès` que están en la cárcel.

No obstante, Esteban alertó de que hoy se celebra el ‘día de la marmota’ y “no es la primera vez” que se debate esta cuestión en el Congreso, lo que le llevó incluso a dudar de si “el momento electoral es el más adecuado” para tener este debate. Esteban indicó que este “conflicto” es “político, ciertamente, a pesar de que algunos singan sin aceptarlo”, y sostuvo que “tarde o temprano habrá que votar”