El Gobierno aprueba un complemento de pensiones para mujeres y hombres de 400 euros por hijo

La medida tendrá un coste de 700 millones este año y sustituye al anterior sistema solo para mujeres. Algo que UGT valora como insuficiente

La composición del gobierno le corresponde a Sánchez
Montero se remite a Sánchez porque la estructura del Gobierno le corresponde “en exclusiva” al presidente

El Gobierno ha aprobado este martes un nuevo complemento al que podrán acceder hombres y mujeres como añadido a su pensión si pueden acreditar que se ha producido un perjuicio en su carrera profesional y, por derivada, en su prestación para jubilación. Será de 400 euros por hijo y desde el nacimiento del primero, con un coste global superior a los 700 millones de euros este año, según informa Servimedia.

No te pierdas  El Gobierno crea el Observatorio de Igualdad en el Deporte

Así lo anunció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, tras el Consejo de Ministros que ha aprobado la medida, subrayando que busca reducir la brecha de género, ya que sustituye al complemento que existía solo para mujeres. Dicha brecha estaría actualmente en el 30% y el objetivo declarado por el Gobierno es reducirla al 5%.

Normativa vigente

La normativa actualmente vigente y aprobada en el año 2016 limita el acceso a un complemento así solo a las mujeres y que hubiesen tenido además, al menos, 2 hijos naturales o adoptados, además de ser beneficiarias en cualquier régimen de la Seguridad Social de pensiones contributivas de jubilación, viudedad o incapacidad permanente.

El ministro explicó que la nueva compensación “elimina el riesgo de que se vea una discriminación frente al hombre”, aunque el 98% de los solicitantes son mujeres, y aseguró que su coste fiscal “será neutro” pese a abrirlo a los hombres y desde el primer nacimiento. Conforme a sus cálculos la medida “superaría los 700 millones de euros” este año 2021 e irá “creciendo en el tiempo”.

UGT

Para UGT, sobre el anuncio del gobierno “el impulso de esta medida ha sido debido al claro fruto de las reivindicaciones y aportaciones del sindicato”. Pero su aprobación se ha producido “sin el consenso y el acuerdo del Diálogo Social, por lo que es manifiestamente insuficiente”.

Este nuevo complemento “supone una garantía expresa en la lucha contra la brecha de género para las personas pensionistas que hayan tenido largos periodos en el cuidado de hijos o hijas, completa en parte el texto original y se ajusta a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea”. Tribunal “que declaró contrario a la normativa comunitaria de igualdad el antiguo complemento de maternidad aprobado por el PP en 2015”.

En este sentido, “se trata de un planteamiento parcial, de una medida más, que no va a cerrar la brecha de género, problema que precisa de análisis integral en la mesa de diálogo social”. El sindicato considera que esta nueva medida “es claramente mejorable por lo que reclama al Gobierno que convoque de manera inmediata la mesa de Diálogo Social para que se pueda completar, ultimar y hacerlo efectivo”.

Anuncio del complemento

Entre las razones para el cambio arguyó la citada reducción de “la brecha de género que existe en las pensiones en España” como pide el Pacto de Toledo entre sus recomendaciones, dar una solución al problema que supone la maternidad en las prestaciones que se obtienen al retiro de la vida laboral y solucionar los problemas de diseño del anterior complemento, que ha sido “derrotado en los tribunales”, ya que el Tribunal Europeo de Justicia Europeo dictaminó que era “discriminatoria para los hombres”.

Tras el fallo judicial confesó que “nos hemos encontrado con que se han producido peticiones crecientes de hombres para tener también derecho a este complemento”, y avanzó que lo que puede suponer su incorporación al cómputo es “un aumento, en vez de una reducción en la brecha de género”, “dado que las pensiones de los hombres son más altas de las de las mujeres”.

Consenso en el complemento

Escrivá, quien subrayó que el complemento “ha sido consensuado con los agentes sociales”. Explicó que la brecha de género en las pensiones se origina “en un porcentaje muy elevado después de la maternidad del primer hijo” y en los dos años siguientes a concebirlo porque “se produce una caída de las percepciones salariales” en relación a la situación preexistente “y que deriva después con el paso de los años, en una pensión menor”.

Para acceder a ella deben acreditar que realmente se ha producido un perjuicio en su carrera profesional con condiciones objetivadas. Según explicó, la brecha de género en las pensiones “está en torno al 30% y es extraordinariamente elevada, una de las más grandes de los países del entorno”. El objetivo del Gobierno es “mantenerla -la compensación- hasta que sea inferior al 5%”, solucionando además el problema que presenta el actual mecanismo compensatorio de “falta de progresividad”.

Para ello indicó que se establecerá una cantidad fija de 400 euros por hijo. Con este mecanismo estimó que van a poder acceder al complemento unas 30.000 mujeres aproximadamente solo con su ampliación a la concepción del primer hijo como criterio de acceso.

Además, avanzó que se extiende también a una modalidad adicional de pensiones, que son las jubilaciones anticipadas de carácter voluntario. “En la nueva situación y como corregimos ese problema con una medida progresiva, la pensión media subirá un 6% y un 8% en el caso de la pensión mínima”, agregó.