Mireia Vehí señala a Vox en el Congreso

Reclamó a Vox que “no nos amenaza nadie” y “menos ustedes”. “Sus amenazas no nos amedrentan” porque el independentismo es “alternativa política

Mireia Vehí
Reclamó a Vox que “no nos amenaza nadie” y “menos ustedes”. “Sus amenazas no nos amedrentan” porque el independentismo es “alternativa política

Desde la CUP, Mireia Vehí reclamó a Vox que “no nos amenaza nadie” y “menos ustedes”. “Sus amenazas no nos amedrentan” porque el independentismo es “alternativa política, lucha democrática, y no nos vamos a callar porque cuatro matones ricos vengan aquí a amenazarnos”. Abogó por “volver a la unidad estratégica” porque la “mesa de diálogo no nos está sirviendo” y hay que volver al referéndum y “al fin de la represión”.

No te pierdas  Villarejo comparecerá finalmente en la Comisión Kitchen

Por su parte, el diputado de Bildu Jon Iñarritu sostuvo que este “conflicto político” se soluciona con “diálogo” y puso en valor que este Ejecutivo de colación “no es lo mismo” que el anterior que lideraba el Partido Popular y metió la situación política en una “deriva represiva”, igual que el PSOE y Unidas Podemos tampoco son lo mismo.

Mireia Vehí

Por parte del PP, la diputada María de los Llanos de Luna, exdelegada del Gobierno de Mariano Rajoy en Cataluña, sostuvo que el exministro de Sanidad “se ha convertido en el mejor candidato de ERC para las elecciones” el 14-F. Avisó de que Illa “va a entregar al separatismo” los votos constitucionalistas que obtenga para reeditar otro tripartito.

Según el análisis de la parlamentaria del PP, la moción de ERC objeto de debate propone al Gobierno “mercadear sobre la soberanía nacional”, que “pertenece al pueblo español en su conjunto”. “¡Les piden hablar sobre la amnistía y el ejercicio del derecho de autodeterminación!”, exclamó.

De Luna advirtió de que los socios independentistas del Gobierno dicen que “lo volverán a hacer”, en alusión a repetir el desafío secesionista, y que ello trae “ruina y discordia”. Por último, subrayó que el 14-F “tenemos el verdadero derecho a decidir entre continuar en este agujero negro del separatismo y el inmovilismo o apostar por el constitucionalismo”.

Desde Vox, su secretario general, Javier Ortega Smith, cargó contra esta “aberrante” moción con la que ERC “pretende nada menos que poner de rodillas al Gobierno de la nación para exigirle romper la unidad de España bajo un pretendido derecho de autodeterminación” y también con la pretensión de “impunidad de los golpistas condenados”.

“Que les quede muy claro: no se puede negociar el fundamento de la Constitución”, advirtió Ortega Smith, resaltando que es “innegociable la pretendida bilateralidad que pretenden” entre el Gobierno de la nación y el de una comunidad autónoma, “como si de sujetos iguales se tratase” o como si “de una nación extranjera” se tratase.

Es más, acusó al Ejecutivo central de haber “claudicado” ante estas exigencias “miserables” de negociación. En esta línea, y “por si no les ha quedado claro a todos los ‘Rufianes’ de cualquier otro color”, Ortega Smith avisó de que frente a ese “falso derecho de autodeterminación” estará “nuestro legítimo derecho de autodefenesa como nación”.

Cadena Perpetua

Del mismo modo, el secretario general de Vox aprovechó para reclamar al Gobierno que ponga en marcha cuantas reformas legislativas sean necesarias para que aquellos que en sus Estatutos o actividades pretenden conculcar la unidad nacional “sean declarados ilegales”, además de exigir que “sean condenados a cadena perpetua” quienes cometen “delitos tan graves como sedición o rebelión”.

En nombre de Ciudadanos, el diputado por Barcelona José María Espejo-Saavedra consideró que con el apoyo anunciado del PSOE y Unidas Podemos a esta moción se ve “que está todo arreglado” de cara al 14-F. “El tripartito es un hecho y los golpes de pecho de la diputada de ERC” diciendo que “nunca” pactará con el PSC “son la mayor demostración”, aseveró.

“El apoyo a esta moción es el pago a ERC por su apoyo a los Presupuestos, los votos para el tripartito están garantizados y Oriol Junqueras no tiene nada que temer”, sintetizó este dirigente de Cs, para quien la “agenda del reencuentro” de Illa pasa por formar un tripartito tras el 14-F, por “los políticos presos a la calle” y por “más ‘procés’”.

Es más, según Espejo-Saavedra, la mesa de negociación de la que habla ERC en esta moción “es la mesa en la que se van a repartir los cargos, sillas y sueldos del Govern de la Generalitat entre el PSOE, ERC y Podemos”, todos los que votarán conjuntamente en el Congreso esta iniciativa a pesar de “tirarse los trastos de cara a la galería”.