Sanidad limita AstraZeneca a mayores de 60

Se plantea administrar una segunda dosis de otra firma y lo estudiará la Comisión de Salud Pública

Sanidad
Sanidad limita AstraZeneca a mayores de 60. Foto de Servimedia

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron este miércoles limitar la vacuna de AstraZeneca a mayores de 60 años, dado el posible vínculo con casos de trombosis entre los vacunados. Por el momento, deja en el aire la inoculación de segundas dosis a personas de menos de 60 que habían recibido la primera y se plantea inyectarles otra vacuna.

La decisión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud consiste en que la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford se limite a personas de 60 años en adelante, a raíz de las conclusiones del Comité de Farmacovigilancia de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que ve un posible vínculo entre casos muy raros de trombosis y la vacuna anglosueca.

Sanidad

“A partir de mañana continuaremos con la vacunación de AstraZeneca pero para mayores de 60 años”, dijo la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una rueda de prensa que finalizó pasadas las 23.35 horas. La decisión se tomó con “la información disponible” y “bajo el principio de precaución”.

Como dijo la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarias (Aemps), María Jesús Lamas, los casos de trombosis en vacunados con AstraZeneca “son eventos adversos raros” y, fundamentalmente, se dan en mujeres de menos de 60 años pasada una semana de la administración de la dosis.

Muy poco frecuentes

En España, hasta la semana pasada se habían detectado 12 casos de trombosis, casi todos en mujeres menores de 50 años. “Estos eventos son muy poco frecuentes; el beneficio de la vacuna ha estado ampliamente demostrado, pero esto no es incompatible con que se adopten medidas a nivel nacional para adaptar y ajusta las campañas de vacunación al conocimiento que se va teniendo”, dijo Lamas.

La consecuencia más inmediata de esta decisión es que hay miles de personas de menos de 60 años que habían recibido la primera dosis y estaban esperando a la segunda, que, por el momento, queda suspendida.

Según Darias, en Sanidad están “pendientes de ver estudios que avalen la administración de una segunda dosis con otra vacuna” y habrá que esperar a una decisión “en el ámbito europeo”. No obstante, precisó la ministra, una sola inyección de AstraZeneca ya confiere un 70% de inmunidad.

Por su parte, la directora de la Aemps insistió en que la conclusión de la Agencia Europea de Medicamentos sobre esta vacuna es que “el balance beneficio-riesgo sigue siendo positivo” y “favorable a lo largo de toda la vida del medicamento”, pero hay “un fenómeno plausible” que explique la relación entre la vacuna y los casos de trombosis.

Respuesta anormal

Estos casos se pueden dar, dijo Lamas, por “una respuesta inmunológica tras la vacuna que se parece a otro efecto secundario que ocurre con poca frecuencia con las heparinas”, cuando “se conoce que nuestro organismo reacciona” y desencadena esta respuesta “anormal” en forma de trombos. Sin embargo, enfatizó en que “que esto ocurra no debe minar la confianza en las vacunas, sino hacer ver que tenemos mecanismos para vigilar y que sean seguras”.

Al principio, la indicación para la vacuna de AstraZeneca fue que estas dosis se inyectaran a menores de 55 años, aunque más tarde Sanidad cambió el criterio y amplió la edad de vacunación a los 65. Ahora sólo la recibirán las personas de 60 en adelante. Esta decisión del Consejo Interterritorial ha contado con la oposición de la Comunidad de Madrid y la abstención de Ceuta y País Vasco.