Trump alienta la violencia contra el Capitolio

La policía del Capitolio de Estados Unidos respondió desenfundando armas y lanzando gases lacrimógenos cuando una multitud de manifestantes irrumpió para tratar de impedir la confirmación de Joe Biden

Agentes de la policía del Capitolio apuntan a varios asaltantes
No te pierdas  Biden califica el asalto al Capitolio de "insurrección"

Llegan escenas de violencia desde el Capitolio, en Estados Unidos. La policía evacuó la Cámara de Representantes y el Senado cuando manifestantes partidarios de Trump asaltaron las cámaras y marcharon por los pasillos del Congreso, lo que obligó a ambas cámaras a suspender las deliberaciones mientras se reunían para certificar la victoria del presidente electo Joe Biden, según informa Reuters.

Un manifestante ocupó el estrado del Senado y gritó: “Trump ganó esa elección”. Algunos medios han informado de que una persona, al parecer una mujer, resultó herida por un disparo e imágenes de video mostraron a una persona siendo sacada del edificio en una camilla.

La policía del Congreso tuvo que lanzar gas lacrimógeno dentro del edificio. Según CNN, una mujer se encuentra en estado crítico tras recibir un disparo en el pecho en el Capitolio. Varios vídeos de medios de comunicación estadounidenses han tomado imágenes de la evacuación de la mujer.

Donald Trump llama a la insurrección

Las caóticas escenas se produjeron después de que Trump, que debe dejar el cargo el 20 de enero, se dirigiera a miles de seguidores cerca de la Casa Blanca, repitiendo sus afirmaciones infundadas de que le robaron las elecciones debido a un supuesto fraude generalizado.

Los legisladores debatían un último esfuerzo de algunos de los socios republicanos del mandatario para desafiar los resultados, una iniciativa que probablemente no tendrá éxito. El vicepresidente Mike Pence, quien había presidido la sesión conjunta del Congreso, ya había sido escoltado fuera del Senado.

La policía del Capitolio pidió a los legisladores en la Cámara que sacaran máscaras antigases de debajo de sus asientos y se prepararan para ponérselas. Los agentes en la puerta principal de la Cámara baja desenfundaron sus armas cuando alguien intentó ingresar. Varios oficiales también ordenaron a las personas en el salón que se tiraran al piso por seguridad.

Siete millones de votos más

Funcionarios electorales de ambos partidos y observadores independientes han dicho que no hubo fraude en la contienda del 3 de noviembre, que Biden ganó por más de 7 millones de sufragios en el voto popular nacional.

Han pasado semanas desde que los estados completaron la certificación de que Biden, un demócrata, ganó las elecciones por 306 votos del Colegio Electoral frente a los 232 de Trump. Los variados desafíos de Trump a la victoria de Biden han sido rechazados por cortes de todo el país.

Se esperaba que la certificación en el Congreso, normalmente una formalidad, se prolongara durante varias horas mientras algunos legisladores republicanos se esforzaban por rechazar algunos conteos estatales, comenzando por Arizona.

Fuera del Capitolio, miembros de milicias y grupos de extrema derecha, algunos con chalecos antibalas, se mezclaban con la multitud. Manifestantes que coreaban consignas a favor de Trump derribaron barricadas y se enfrentaron con la policía.