Vacuna’s Gate: Políticos, militares, obispos y sacerdotes vacunados contra la COVID-19 sin derecho

Alcaldes, concejales, consejeros, militares de la cúpula del ejército de nuestro país. Pero también sacerdotes que, temporalmente, se han hecho pasar por jubilados, han recibido una dosis de Pfizer o Moderna

Vacunas
Vacuna's Gate: por qué los políticos se vacunan por encima de sus posibilidades. Foto de Servimedia

El Vacuna’s Gate. Durante las últimas semanas hemos leído cómo personas de todos los colores políticos han accedido a las vacunas contra la COVID-19 sin tener derecho. Alcaldes, concejales, consejeros, militares de la cúpula del ejército de nuestro país. Pero también sacerdotes que, temporalmente, se han hecho pasar por jubilados,  han recibido una dosis de Pfizer o Moderna.

No te pierdas  Pedro Sánchez subraya la importancia de avanzar en la vacunación en toda la UE
No te pierdas  Dimite el consejero de Sanidad de Ceuta que se vacunó de la Covid-19

Vacuna’s Gate

Han prometido su cargo haciendo prevalecer el interés general frente al personal. Han asegurado a sus votantes que, pese a sus propios egos, su pueblo, el que deposita su confianza en las urnas, es, a fin de cuentas, su interés personal. No se equivoquen: a Dios rogando, y con el mazo dando. O lo que es lo mismo. Nos da igual la ley si saltársela significa inmunizarnos antes que gente que, objetivamente, es vulnerable.



Hemos visto como el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, JEMAD, después de recibir una dosis de la vacuna y que la ministra Margarita Robles le hubiese pedido un informe para explicar por qué se había vacunado, ha dimitido de todas sus funciones. Pero este no es el único caso. También acaba de dimitir el consejero de Salud de Ceuta, casi una semana después de que lo hiciese su homólogo en Murcia.

Alcaldes de todos los colores por toda España se han aprovechado de la campaña de vacunación. Con justificaciones del tipo de “era para que no se desaprovecharan las vacunas” o “es que soy médico y estoy visitando hospitales día a día”, nuestros políticos y políticas han querido, de nuevo, mostrar su posición de poder.

La cúpula del Estado Mayor de la Defensa, políticos y políticas de todos los colores no han sido las únicas personas beneficiadas de una vacunación ilegal. La Iglesia, con el obispo de Baleares a la cabeza, también se ha aprovechado de su gran presencia en las residencias de todo el país para robarle a quienes más lo necesitan la vacuna contra la COVID-19.

Repercusiones legales

El Vacuna’s Gate amenaza con repercusiones legales. No iba a ser todo luz y color. Desde diferentes formaciones políticas se han exigido responsabilidades. En medio de una pandemia, con un calendario de vacunación con errores, como no podía ser menos, el nepotismo de distintas personas ha supuesto que, en diferentes cámaras autonómicas y ayuntamientos se exija una investigación.

Desde el Parlamento de Euskadi, la formación morada exige que se de cuenta de qué ha pasado con las vacunas. Tanto es así que el grupo parlamentario ha exigido la creación de una comisión de investigación sobre el escándalo de las vacunaciones. Según Elkarrekin Podemos-IU se han administrado vacunas a “determinados cargos sanitarios”, y consideran que los casos conocidos son solo “la punta del iceberg”.

Laura Garrido, diputada en el parlamento vasco por PP+Cs, ante la pregunta a si va a apoyar la comisión de investigación que pretende impulsar Elkarrekin Podemos-IU: “Veremos si mañana se aclara lo sucedido en la comisión de Salud. Si en la comisión no se dan las explicaciones oportunas, desde el Partido Popular no vamos a impedir ninguna medida para que se esclarezca, y la comisión de investigación puede ser una de las vías”.

Las fiscalías de Murcia y Castilla y León estudiarán los casos de inmunizaciones que no han respetado los protocolos de la estrategia de vacunación en estas dos regiones tras las denuncias presentadas por el PSOE y por el sindicato CGT.

Murcia

En el caso de Murcia, el ministerio público anunció ayer que ha abierto diligencias para investigar la vacunación, fuera del protocolo, del exconsejero Manuel Villegas. También de altos cargos de la Consejería de Salud y de alrededor de 400 funcionarios. La denuncia de los socialistas busca conocer si el presidente regional, Fernando López Miras (PP), conocía que se habían producido estas inmunizaciones.

Mientras tanto, el escándalo sigue creciendo en toda España. La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos de Galicia (CESM) relató que son 200, y no 17, como admitía la Xunta, los trabajadores del área sanitaria de Pontevedra que han sido vacunados. En Granada, lo ha sido un centenar de funcionarios de un edificio de la Consejería de Sanidad, entre el que se incluye personal de limpieza.

Dimisiones del Vacuna’s Gate

El Vacuna’s Gate se está cobrando víctimas políticas. La alcaldesa socialista de Molina de Segura (Murcia), Esther Clavero, anunció ayer su dimisión. En esta comunidad también dejó su cargo la coordinadora de IU-Verdes en el municipio de Murcia, Alicia Martínez, por encontrarse entre los trabajadores del Servicio Murciano de Salud (SMS) vacunados.

Ayer también se supo que el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, ha sido vacunado en una residencia de Palma en la que viven sacerdotes mayores y jubilados. .

Hoy ha sido el turno del consejero de Salud de Ceuta. Una de las dimisiones más tardías porque, desde la semana pasada, se sabe que fue vacunado sin derecho.