FJ Rebollero
Redactor jefe de Ahora Diario.

El PP no acepta la democracia, de nuevo. Y es que García Egea ha llamado al transfuguismo en las filas de Ciudadanos. Sí. El Secretario General del Partido Popular, después de las últimas noticias recibidas, no ha sabido, aún, encajar el golpe producido por un baño de realidad abrumadora. Intenta Egea captar a “todos los cargos políticos y militantes” de un partido, Ciudadanos, que ha plantado cara a su pasado más reciente. El antisanchismo, o lo que es lo mismo, el dejar que gobierne una derecha casposa y llena de fisuras en estas tres regiones, no les ha funcionado nada bien.

No te pierdas  Terremoto en Génova: el PP pierde Murcia

No ganaron las elecciones ni en Madrid, ni en Murcia ni en Castilla y León. Ganó, por si no lo recuerdan, el Partido Socialista que tuvo que aceptar que tener un mayor número de escaños no te garantiza el poder; al menos así funciona el juego político. Algo que al PP aún parece no gustarle. Un partido, el de Sánchez, que soportó una campaña ardua contra “el plan” que el actual presidente del Gobierno tenía con los “filoetarras, batasunos y presos políticos catalanes”.

El PP

Génova está que hace aguas. El número 13 de la céntrica calle madrileña tuvo que vivir ayer su especial Día D cuando, desde primera hora de la mañana, y con noticias desde Murcia, comenzaban a desestabilizarse sus gobiernos regionales. Cae Murcia; región que, en unos días, comenzará a gobernar el “socio prioritario” del PP.

Pero Madrid no iba a dejar todo el mérito a una región periférica. ¡Cómo va a consentir nuestra Donald Trump particular que Murcia se lleve los titulares de la mañana! Una lucha frenética de titulares, reacciones, ceses, convocatorias de mociones de censura y elecciones nos ha traído una de las jornadas más intensas e interesantes de la política española. Al menos de la más reciente.

Por si no fuera poco, siguen jugando con el lenguaje del odio. Poniendo en duda el valor de la democracia porque plantean que una moción no es democrática. Y es que ya lo dijo la todavía presidenta de la Comunidad de Madrid, que ha convocado las elecciones para que el socialismo no se haga con el poder en el gobierno de la capital de España.

Ponen en duda la democracia

¿Elecciones o moción de censura? Quién sabe. Desde luego que Díaz Ayuso, lo mejor que podría hacer por sí mismo, será dimitir y dejar la política. Se le daba mucho mejor dirigir la cuenta de Twitter de Pecas.