Elena Álvarez
Álvarez, Portaveu Nacional de l'Avalot, habla sobre las movilizaciones que tendrán lugar el próximo 11 de febrero organizadas por UGT y CCOO

Elena Álvarez es la Portaveu Nacional de l’Avalot, organización juvenil de UGT-Catalunya. Feminista, antiespecista, muy vinculada a los movimientos sociales y al área de diversidad del sindicato, Elena nos habla hoy sobre las movilizaciones sociales que tendrán lugar el próximo 11 de febrero organizadas por UGT y CCOO en el ámbito nacional. Aunque, como recuerda la organización, en Cataluña no se producirán hasta la semana próxima, después de las elecciones catalanas.

No te pierdas  UGT y CCOO se movilizarán en el mes de febrero
No te pierdas  Pepe Álvarez: "la subida del SMI no afecta a sectores en crisis"

Unas movilizaciones anunciadas después de que el gobierno decidiese, de manera unilateral, no cumplir con el pacto de subida del SMI, que ha de situarse en 2023 en 1200€, un 60% del salario medio en nuestro país. Un compromiso, el de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, que ha llevado a los sindicatos de clase a plantear batalla contra el gobierno de coalición.

¿Cuál es la situación de las personas jóvenes durante la pandemia y su incorporación en el entorno laboral?

Es un tema complejo. Desde que empezó la pandemia los jóvenes, y sobre todo las mujeres jóvenes, somos las personas más afectadas. La gente más joven tiene mucho trabajo temporal que tiene que ver con el sector turístico, hostelería, comercio… y son los sectores que tienen más afección por la COVID-19.

Hemos pedido los datos para saber cuántas personas jóvenes están afectadas por un ERTE, pero no nos los dieron segregados por edad. Debemos saber qué magnitud tiene para poder analizar la situación de las personas jóvenes.

Las mujeres seguimos cobrando menos por el mismo trabajo. Sobre todo, llama la atención que las mujeres jóvenes estamos más formadas y hay más sobrecualificación que en los hombres jóvenes, y se da la circunstancia que no se había dado y es que en las personas más jóvenes, el paro juvenil es más bajo en mujeres que en hombres, una tendencia contraria en personas de mayor edad. Pero esta tendencia se está invirtiendo.

¿Qué se espera de las movilizaciones anunciadas por UGT y CCOO?

Desde l’Avalot creemos que es inadmisible que no se suba el SMI; sobre todo porque las personas jóvenes estamos padeciendo una situación, una crisis de nuevo, que no hemos provocado nosotras.

“El compromiso de UGT está clarísimo. No podemos permitirle al gobierno que no derogue la Reforma Laboral” Elena Álvarez

Hay reivindicaciones que tienen que seguir adelante. La subida del SMI era un compromiso anterior a la pandemia que se tiene que cumplir. Pero no solo eso; también hay que cumplir con el compromiso de la derogación de la Reforma Laboral. Una Reforma que no fue pactada con los agentes sociales. Algo paralelo a la pandemia.

El compromiso de UGT está clarísimo. No podemos permitirle al gobierno que no derogue la Reforma Laboral. No vale para nada la negociación de un nuevo Estatuto del Trabajador sin derogación.

¿Cómo ves el acercamiento que hay de las personas jóvenes a los sindicatos de clase?

Si que es verdad que mucha gente se ha acercado a nosotras sobre todo porque han tenido muchos problemas y porque la legislación laboral ha cambiado muchísimo en los últimos meses. Los sindicatos siempre estamos ahí.

“Hay cosas a las que hay que darle más importancia aún que antes de la pandemia, como puede ser la prevención de riesgos laborales” Elena Álvarez, Portaveu Nacional de l’Avalot

Creo que es fundamental la existencia de sindicatos de clase y que miren por los derechos de toda la clase trabajadora en su conjunto. Es la única arma que tenemos las personas trabajadoras delante de la patronal y delante del sistema capitalista. También tenemos que entender que el sindicato de clase representa la unidad de una gran parte de las personas que pertenecemos a la clase trabajadora.

¿Cuál es el día a día de Elena Álvarez?

El día a día en pandemia ha cambiado muchísimo porque es todo detrás de un ordenador. Al principio de la pandemia era más atender consultas porque había mucha gente que no sabía qué tenía que hacer.

Hay cosas a las que hay que darle más importancia aún que antes de la pandemia, como puede ser la prevención de riesgos laborales.

UGT ha sido el sindicato que ha denunciado la situación de las nuevas formas de trabajo. ¿Cómo ves el futuro de los Riders?

Hay sentencias que dicen que estas personas tienen relación laboral con las empresas. Su futuro es el de ser contratadas por las plataformas. De todas formas, a nivel laboral, también se ha de tener en cuenta el daño que se hace a nivel social porque están acabando con el comercio local.

El algoritmo ‘sabe’ lo que más piden los clientes, y algunas plataformas usan esa información para montar sus propias cocinas.

¿Cómo tiene que ser el sindicalismo 3.0?

Creo que en términos generales tenemos que invertir más esfuerzos en hacer un sindicalismo 3.0 en internet. La comunicación está cambiando y los modelos productivos también. Es una buena forma de que el mensaje llegue no solo a la ciudad, sino también a las poblaciones más pequeñas.