La composición del Gobierno le compete a Sánchez

Montero se remite a Sánchez porque la estructura del Gobierno le corresponde “en exclusiva” al presidente

La composición del gobierno le corresponde a Sánchez
Montero se remite a Sánchez porque la estructura del Gobierno le corresponde “en exclusiva” al presidente

La composición del gobierno es competencia, en exclusiva, del presidente del Gobierno. Así de contundente se ha mostrado la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, se remitió este martes a las explicaciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en lo relativo a las consecuencias que tendrá en la estructura del Gobierno la salida del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, según informa Servimedia.

Preguntada en varios momentos de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros sobre esta cuestión, Montero no dio detalles sobre la nueva estructura del Ejecutivo porque le corresponde “en exclusiva” a Sánchez, y será él quién decida el cómo y el cuándo.

Composición del Gobierno

Pocos minutos antes de comenzar la comparecencia, desde La Moncloa se informó de que el presidente del Gobierno y el vicepresidente segundo habían mantenido una reunión breve esta mañana posterior al Consejo de Ministros.

En ella, “ambos consideran que hay acuerdo en los cambios que deben acometerse y solamente falta rematar algunos detalles en base al acuerdo de coalición”, según La Moncloa. Fuentes conocedoras de ese breve encuentro apuntan a que está cerrado que Ione Belarra, actual secretaria de Estado, será la ministra de Derechos Sociales, y que la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, asumirá la Vicepresidencia que corresponde a Unidas Podemos en el Gobierno de coalición.

La pretensión de Iglesias de que la ministra de Trabajo sea la vicepresidenta segunda genera conflicto orgánico, por cuanto no se ha planteado que la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, deje de presidir la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, como apuntó Montero en la rueda.

El encaje de Díaz en la Vicepresidencia como pretende Iglesias pasaría por “ajustes” en los que, según fuentes del Ejecutivo, se está trabajando, como la pérdida de la cartera de Trabajo por la dirigente de Unidas Podemos o el cambio de orden de las vicepresidencias, pero estas cuestiones quedan al albur de la decisión de Sánchez, que es el que “decide” sobre la estructura y los miembros del Gobierno, remarcan.

Miembros del Gobierno de Sánchez admiten que se veía contento a Iglesias esta mañana y que la reunión con el presidente fue cordial pese a que el líder de Unidas Podemos marcó a Sánchez los pasos que debía dar tras su salida. Gesto que, admiten fuentes del Ejecutivo, es “muy de Iglesias” y recuerda a momentos pasados cuando fijó en una rueda de prensa como debería ser el Gobierno de Sánchez en el primer intento de una coalición entre PSOE y UP y que terminó con una investidura de Mariano Rajoy.

Yolanda Díaz será vicepresidenta tercera

Ahora, que Sánchez acepte todo lo que le propone Iglesias es una “posibilidad que cabe, y también la contraria”, apuntan dichas fuentes. En esta línea, fuentes de La Moncloa apuntan a novedades que se conocerán en los próximos días, mientras otras fuentes gubernamentales aseguran que Sánchez, que es quien tiene que hacer la composición del gobierno, no es muy dado a cambiar la estructura y que lo que falta es dar “coherencia” a la nueva estructura según su política.

El presidente, en la rueda de prensa que ofreció tras conocerse la marcha de Iglesias, aseguró que es “una persona que cumple con los acuerdos del Gobierno de coalición”, y expresó “todo el respeto” a la participación de Unidas Podemos en Gobierno, “en su composición, y en el reparto que hicimos de esas funciones, y hay una Vicepresidencia Segunda que representa Unidas Podemos en el Gobierno”.

Por su parte, la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, recordó que la estructura del Ejecutivo incluye cuatro vicepresidencias: una política, una social, una económica y una medioambiental, por lo que, añadió, “un perfil de un vicepresidente social respondería a una estructura como la actual”.

Incorporación de nuevos miembros

Precisamente, en la rueda de prensa, Montero indicó que la “incorporación de nuevos miembros” es “una prerrogativa, de las pocas que tiene” el jefe del Ejecutivo, y que “será en el momento adecuado” cuando el presidente decida que debe anunciar los cambios.

Admitió que los ministros se enteraron “en paralelo” a la ciudadanos de la decisión de Iglesias y que no se trata de irse sin avisar porque él mismo dijo que seguirá en el cargo hasta fechas próximas al inicio de la campaña electoral en la Comunidad de Madrid.

En este sentido, Montero indicó que según lo que el líder de UP ha dicho públicamente seguirá un tiempo todavía en el Ejecutivo, por lo que “técnicamente” todavía no se ha ido. También apuntó que su marcha a la Comunidad de Madrid es una salida “con la intención de no volver” al Ejecutivo. Respecto a las consecuencias en la coalición, “no esperamos ninguna relación distinta que hasta la fecha”, dijo Montero, quien también, con un “rotundamente no” negó adelanto electoral y apostó por agotar la legislatura.

El ruido

Pese al “ruido” que a veces era más fuera que dentro del Gabinete, según insisten en el Ejecutivo, la ministra portavoz agradeció este martes el trabajo del vicepresidente y puso en valor que en el seno del Gobierno se “trabaja como un equipo a pesar de las diferencias lógicas de dos partidos políticos distintos”. Sin embargo, admiten fuentes gubernamentales que el clima será distinto por la forma de entender la política del líder de Unidas Podemos, basada en una estrategia de exagerar ciertas discrepancias para marcar perfil propio como forma de resaltar el papel del partido minoritario y trasladar la sensación de que hacen virar al Gobierno a sus planteamientos.

Con la marcha de Iglesias, indican desde el Ejecutivo, ahora está por ver si Podemos dentro de la coalición sigue esa estrategia, así como la actitud que ahora abandere el líder de esta formación una vez pase la contienda electoral en Madrid. Porque la composición del gobierno, recuerdan, le compete a Sánchez.