Una herramienta clave para las víctimas de VioGen

El servicio, pionero en el mundo, se llama Vi2Gen y nace de la colaboración de la Asociación Alma y la empresa H2C

En la foto, Gregorio Gómez Mata, impulsor de VioGen2

Nuria Coronado Sopeña
Nuria Coronado Sopeña es periodista y escritora feminista

Una mano amiga. Eso es lo que, desde la Asociación Alma, una reconocida entidad extremeña que trabaja para toda España y que lucha contra la violencia de género, que ha pretendido dar con Vi2Gen a quienes son víctimas del terrorismo machista. Esta innovadora herramienta en la nube no solo permite guardar pruebas de una manera segura, sino que tal y como manifiesta Gregorio Gómez Mata responsable de la entidad, “certifica la fecha y la hora en la que se almacenan para que les pueda servir en el momento de interponer la denuncia así como en el juicio posterior”.

El servicio, además de ser el primero que hay en todo el mundo, admite todo tipo de archivos. “Si bien es cierto que hay aplicaciones que permiten poner en contacto a las víctimas con las asociaciones, siempre hace falta descargarla o registrarse, quedando siempre indicios de tales actos que pueden ser detectados. Con Vi2Gen eso no ocurre, ya que no hay que registrarse ni descargar nada, tan solo entrar en un formulario pinchando en el enlace o leyendo el código QR y recordar el código de registro que le aparecerá al mandar el mensaje. Código que solo ella sabrá y que al ponerlo en el formulario podrá ver la respuesta que le hemos dado o podrá volverse a poner en contacto con nuestra entidad”, añade.

Guardar la verdad

La herramienta además permite subir cualquier formato. “Desde un documento, fotografía, vídeo o audio que la afectada estime oportuno y crea que le puede servir como prueba. En muchas ocasiones las mujeres consiguen grabar un audio, un vídeo o hacer una foto, que demuestran lo que les está ocurriendo y para salvaguardarla no les queda otro remedio que mandarla a un familiar o una amiga. Como se suele utilizar whatsapp se encuentran con la reticencia de los juzgados en aceptar como pruebas aquellas que vienen de esta aplicación dada la facilidad con la que se pueden falsificar”, recalca el portavoz. “Como bien sabemos el testimonio de las víctimas de violencia de género es siempre muy cuestionado, solo hace falta ver algunos de los casos aparecidos en los medios de comunicación últimamente. De aquí la importancia de poder almacenar las pocas pruebas que suelen conseguir de manera segura y certificada, las cuales respalden el testimonio de la mujer”.

VioGen2

Y es que tal y como dicta el Centro Criptológico Nacional en su informe CCN-CERT IA-21/16, “una de las carencias más importantes de dicha plataforma es la seguridad en el proceso de alta y verificación de usuarios las cuales proporcionan que un intruso pudiera hacerse con la cuenta de usuario de otra persona, leer sus mensajes e incluso enviar mensajes en su nombre”.

Además, VI2Gen permite a la entidad coordinarse de forma más eficiente y rápida entre los diferentes equipos o departamentos que atienden a las mujeres. “Nos facilita la labor y mejora el servicio que les ofrecemos”.

¿Cómo nace la alianza con la empresa? ¿Había hecho algo parecido?

La colaboración con H2C surge al ponerse en contacto con nuestra entidad su director Indolfo Lozano. La empresa, dedicada al desarrollo de tecnología para ayudar a crear empresas más éticas y saludables, pensó en aprovechar su conocimiento desarrollando Vi2Gen para ayudar a las mujeres víctimas, así como a asociaciones como la nuestra o a entidades públicas. Todo ha sido muy sencillo.

¿Qué expectativa tenéis con la misma?

Esperamos que está herramienta ayude a muchas mujeres a dar ese primer paso que en muchas ocasiones no se atreven por miedo. Que les permita iniciar la salida de esa vida de maltrato de una manera segura y sin correr riesgos, ya que además Vi2Gen les permite ponerse en contacto con nuestra asociación de una manera segura e indetectable, no solo para poner a buen recaudo las pruebas que tenga, también para solicitar los servicios o ayudas que precisen.

¿Creéis que otras asociaciones e incluso a nivel gubernamental se animarán a usarla?

Esa es la intención. Tanto las asociaciones como las entidades públicas buscamos una manera de estar cada vez más cercanas y visibles a las víctimas, pero en ocasiones pasamos por alto algunos inconvenientes como es el hecho de abrir líneas de whatsapp para la atención a las víctimas con el riesgo que ello conlleva, no solo porque puedan ser robadas las cuentas o la información sensible que en ellas se pueda decir, ya que no podemos olvidar, que si la víctima olvida eliminar esa conversación puede estar en alto riesgo si el maltratador lo detecta.

Sería importante que los estamentos oficiales se sumaran a este proyecto y destinaran los fondos que se otorgan para la lucha contra la violencia de género por el Pacto de Estado a ello. No olvidemos que la mayoría de las poblaciones reciben cantidades irrisorias y poco pueden hacer con ellas, como hizo una población non hace mucho, que con esos fondos repartió una taza para cada vecino con la intención de concienciar. Creo que sería más importante e inteligente apostar por Vi2Gen.

Además H2C está verdaderamente concienciada y no busca obtener beneficios por esta herramienta, lo que permitirá a cualquier pequeña población adherirse por una módica cantidad anual a este proyecto, pudiendo ceder la herramienta a cualquier asociación de mujeres de la localidad, que como bien sabemos en todas las poblaciones hay.

¿Sigue haciendo falta cada día explicar que es la violencia de género?

Cada día no, cada segundo, tan solo tenemos que ver lo que está ocurriendo en la sociedad española con el testimonio de Rocío Carrasco. Por desgracia el desconocimiento de la realidad de la violencia de género es el problema de nuestra sociedad, la cual no sabe que es realmente, pero así y todo se permite el lujo de opinar, en ocasiones de manera tajante, como si conocieran realmente el problema, algo que no es así.

Si la sociedad conociera realmente que es la violencia de género y de donde viene el problema sería mucho más fácil luchar contra ella y erradicarla. Lógicamente esto únicamente se consigue con educación y legislación, pero no nos olvidemos de una tercera parte importante, de nada vale legislar y mejorar el sistema educativo si no le destinamos recursos económicos. Si verdaderamente queremos cambiar nuestra sociedad y conseguir vivir en una sociedad donde la igualdad entre hombre y mujer sea real al cien por cien debemos invertir en ella, no solo en tiempo, también en recursos económicos que permitan implantar la sociedad los cambios necesarios.

Si esto no ocurre deberemos empezar a hablar mucho más de la violencia política de género que ejercen quienes gobiernan nuestras instituciones, ya que son ellas quienes tienen la potestad y los recursos para generar este cambio realmente.