Pilar Sánchez Acera
Pilar Sánchez Acera, diputada en la Asamblea de Madrid, nos habla sobre las residencias. Foto de FJRebollero

Hoy hablamos de residencias y lo hacemos con Pilar Sánchez Acera. Conocer a Pilar es conocer a una persona apasionada por lo que hace. Esta socialista madrileña conoce a la perfección la actividad política de Madrid, comunidad presidida por Isabel Díaz Ayuso. Diputada, feminista, portavoz adjunta. Pilar Sánchez Acera, amante de la cultura y de la política, se licenció en empresariales. Muy activa en Redes Sociales, se define como una voraz lectora que lee desde “legislación parlamentaria hasta el último Premio Planeta.

Como hemos denunciado desde AhoraDiario.es, la gestión de las residencias durante la pandemia en la Comunidad ha conllevado la muerte de más de seis mil personas mayores. De este y otros temas hablamos con Pilar.

¿Qué le parece el reparto de la riqueza en la Comunidad de Madrid?

Existe un reparto muy desigual. No puede ser que desde la comunidad con más Producto Interior Bruto (PIB) de España, exista una desigualdad tan elevada. Eso significa que hay un mal reparto de la riqueza que produce la región.

En esta comunidad hay cada vez más familias vulnerables. Y es algo que no se puede permitir.

¿Cómo se ha gestionado la pandemia en Madrid?

La labor de oposición es muy intensa. Este grupo presenta muchísimas iniciativas, de muchísimos temas. Empleo, medioambiente, vigilamos los contratos de la comunidad. Y también nuestra actividad es muy intensa en propuestas.

Un reflejo de este trabajo es que, el pasado jueves, pudimos celebrar un pleno monográfico sobre la gestión de la pandemia en Madrid. Sobre cómo se ha gestionado las residencias tenemos una Comisión de Investigación para saber qué paso, sobre todo en la primera ola, donde hubo más de 6.000 fallecidos que, estando en residencias de la Comunidad, han fallecido.

“Lo dramático no es que haya habido una pandemia y haya un coronavirus; lo dramático es que la gestión que se ha hecho sobre las residencias ha sido nula”

Esta comunidad tenía alrededor de 50.000 personas en residencias; estamos hablando de un mínimo de 6.000 fallecidos en un mes. Esto es más de un 10% en un mes. Lo dramático no es que haya habido una pandemia y haya un coronavirus; lo dramático es que la gestión que se ha hecho sobre las residencias ha sido nula. Y todo esto quitándole competencias a la consejería de Asuntos Sociales y entregándoselas a la de Sanidad. Gestionando con unos protocolos que decían que, si usted estaba en una residencia de mayores, mala suerte que una plaza en un hospital era muy cara, por el coste del acceso.

Esos protocolos han provocado una situación de colapso en las residencias porque nuestros mayores sufrieron mucho. Este jueves se verá cómo va esa campaña de vacunación.

Siendo un objetivo prioritario vacunar a nuestras personas mayores, nos estamos encontrando que, a día de hoy, que deberíamos estar poniendo ya la segunda dosis, no hemos puesto ni si quiera la primera dosis en todas las residencias de la Comunidad.

Pero la Comunidad ha vuelto a tirar balones fuera con un “no es por mi culpa, es que el gobierno no me da todas las dosis que me ha prometido” para no vacunar en las residencias

La Comunidad está recibiendo un número de vacunas que debería poner. Porque además hay un suministro constante. ¿Cómo debería ser esta vacunación? La estrategia está muy clara. Se empezaba con grupos vulnerables y, el primero de esos grupos vulnerables, son las personas mayores que viven en residencias. Después, personal asociado y luego iríamos abriendo.

“Quizá se ha distribuido alguna vacuna donde no debería distribuirse”

Quizá se ha distribuido alguna vacuna donde no debería distribuirse. Y entonces claro; sabiendo que la Comunidad ahora, con la cantidad de personas que fallecieron en la primera ola, hay unos 44.000 residentes en las residencias, y se han repartido más de 140.000 vacunas, ¿la Comunidad no ha tenido capacidad para poner las vacunas a todas las personas residentes?

Se ha vacunado a familiares y allegados, según han denunciado distintos medios

Claro. Se dan vacunas a las residencias y no hay nadie que se responsabilice de cómo se está vacunando en la Comunidad. Puede ser que te den vacunas de más en un momento determinado. Pero esto no significa que ese sobrante se lo puedas poner a un familiar de alguien que trabaja en la residencia.

Hay que tener planificado el punto B. Es decir, redistribuir si sobran las vacunas.

¿Tendrá un coste judicial la gestión de las residencias?

Creo que en el ámbito de las residencias puede haber un coste y debería haberlo. Si fuese una persona afectada directamente porque un familiar mío se ha visto en esta situación, como tantas personas en Madrid, esperaría que hubiese justicia. Esos protocolos decían claramente que era muy difícil que se derivase a hospitales a las personas en las residencias.

“Los directores de las residencias te lo dicen claramente: hasta abril no pudieron derivar a los residentes a los hospitales”

Los directores de las residencias te lo dicen claramente: hasta abril no pudieron derivar a los residentes a los hospitales. Con centenares de muertos, con residencias con todos los residentes contagiados. Si eres familiar de uno de esos familiares, quieres justicia.

Unos protocolos que generaron que se bloquearan y se cerrara la posibilidad de que los mayores de nuestra Comunidad que estaban en residencias fueran a hospitales. Nosotros, por cierto, hemos solicitado muchos datos. Uno de ellos fue que queríamos saber cuántas personas de residencias fueron derivadas a hospitales privados, que el Estado de Alarma contemplaba que los hospitales privados estuviesen a disposición de lo público. ¿Sabe cuánta gente fue derivada? 15 durante la primera ola, y en la Fundación Jiménez Díaz.

Queda claro que, para las personas mayores que estaban en residencias en la Comunidad de Madrid, no se han utilizado todos los recursos disponibles. Y son un grupo prioritario; por eso se les ha puesto como primer grupo a recibir la vacuna; y esta Comunidad, por desgracia, ha vuelto a hacer lo mismo.

¿Hay esperanza después de la pandemia?

Claro que sí. La vacuna es un éxito científico. Que ha demostrado que hay capacidad para contener esta pandemia de manera científica a través de la vacunación y es en lo que tenemos que insistir.

Durante estos meses tenemos que vacunar a quienes los expertos nos han dicho que hay que vacunar; a la vez, tenemos que contenernos para que los demás no nos vayamos contagiando. Ahora sufrimos las consecuencias, dramáticas, de los errores de la gestión de la pandemia. Pero la vacuna es nuestra mayor esperanza.