Rajoy señalado por Bárcenas en el Congreso

El extesorero del PP Luis Bárcenas compartió este miércoles su hipótesis de que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy pudo ordenar que se pusiera en marcha la trama de espionaje contra él para arrebatarle los documentos que pudiera tener comprometedores para este partido y su líder

El próximo miércoles declararán como testigos Aznar y Rajoy, expresidentes del Gobierno, dentro del juicio por la caja b del PP
El próximo miércoles declararán como testigos Aznar y Rajoy, expresidentes del Gobierno, dentro del juicio por la caja b del PP

El extesorero del PP Luis Bárcenas compartió este miércoles su hipótesis de que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy pudo ordenar que se pusiera en marcha la trama de espionaje contra él para arrebatarle los documentos que pudiera tener comprometedores para este partido y su líder. Según informa Servimedia.

No te pierdas  Bárcenas pone de nuevo al PP entre las cuerdas
No te pierdas  Cospedal planta cara a Bárcenas y se defiende

Lo hizo en su comparecencia ante la Comisión de Investigación relativa a la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción durante los mandatos de Gobierno del Partido Popular, conocida como ‘Comisión Kitchen’.

Felipe Sicilia

El primero en interrogarle, el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, le lanzó la pregunta explícita después de que Bárcenas formulara su suposición de que el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez “no puede tener un interés personal en ordenar una investigación de esas características sin contar con el respaldo de un superior jerárquico”.

Bárcenas contestó que “alguna persona de la que dependía Jorge Fernández Díaz le trasladó su preocupación por la posible existencia de documentación y le hizo algún encargo. Si no, no lo entiendo”. Cuando el portavoz socialista apretó para que el extesorero pronunciara el nombre, éste concedió: “La cúpula del PP, las personas que estaban en la cúpula del PP… Mariano Rajoy”.

“¿Usted supone que es Mariano Rajoy quien le pide a Jorge Fernández Días que le quiten toda aquella información que podía suponer un problema para el PP y para el propio Mariano Rajoy?”, insistió Sicilia. “Es una suposición, pero así lo creo”, repitió el extesorero.

Ahondó en esta cuestión el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, a quien Bárcenas respondió que entiende que el que fuera secretario de Estado de Seguridad no tendría interés por sí mismo en urdir la ‘trama Kitchen’ y que su “hipótesis” es que los responsables estarían en “el PP de la época de Mariano Rajoy”. “Ni el de Aznar ni el de Casado”, apostilló.

Grabación a Rajoy

En este sentido, ante el interrogatorio del portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, confirmó que “no” guardaba copia en ningún lugar de los documentos que le robaron esta supuesta trama. Aseveró, además, que no alberga “ninguna duda de que la operación es cierta” y que el “autor ideológico” de la misma ha de ser una persona “del máximo nivel del partido, sin ninguna duda”.

Al plantearle Bal si se refería a Rajoy o a Cospedal, Bárcenas sembró la duda al decir que podría haber una “tercera persona incluso” y que habría “varias personas” al corriente o como ideólogas de esta trama. No obstante, se negó a dar más nombres porque “estas cosas tienen que acreditarse y una vez que se da un nombre esa persona queda señalada”.

De esta forma, compartió en todo momento su creencia de que Francisco Martínez “tenía alguien por encima jerárquicamente” pues no pudo ser el entonces secretario de Estado de Seguridad por sí solo quien organizase un “despliegue de medios de este tipo si no tiene la cobertura e instrucción de un superior suyo”.

El extesorero del PP también aseguró al representante de Cs que no hay nadie de Vox que pudiera verse perjudicado por sus papeles. “No, en absoluto, si se refiere al padre del señor Santiago Abascal, en absoluto. Tengo la mejor de las opiniones de él”, dijo, aunque sí confirmó su sorpresa por el “claro interés” de la representante de Vox de “desacreditar” sus testimonios hoy.

Por lo demás, Bárcenas aseguró al portavoz socialista en la ‘Comisión Kitchen’ que él no pidió a nadie un trato de favor a su mujer, Rosalía Iglesias, y que tampoco nadie “se comprometió a nada en ese sentido sobre mi mujer”. “En absoluto”, contestó después cuando Sicilia le preguntó si el PP le había propuesto algún trato.

Aseguró, por ende, no haber negociado “la entrada o no entrada” de su esposa en la cárcel y compartió su impresión de que es “absolutamente desmedido” que Rosalía Iglesias entrara en prisión al apreciar que habría colaborado en sus delitos fiscales.