Álex Ander, periodista y escritor, ha publicado recientemente en Egales un libro sobre Divine.  Según su resumen: Divine es mucho más que aquello que sabemos de él. Su historia es la de un chaval de Baltimore acosado por otros niños que tuvo la suerte de toparse un día con otros marginados (el cineasta John Waters y su troupecinematográfica) que le aceptaron y le quisieron sin condiciones.

También es el relato de alguien que consiguió tirar de disciplina y sentido del humor para exagerar todo aquello que los demás odiaban de él y proyectar su ira contenida en los revolucionarios e inolvidables personajes a los que dio vida durante su carrera. Pero, sobre todo, es la historia de un artista serio y perseverante que deseaba con todas sus fuerzas ser famoso y lo logró, revolucionando por completo la cultura pop del siglo XX.

¿Cómo surge la idea de este libro?

Surge por la admiración que sentía por el personaje y la curiosidad que ha despertado en mí la persona que está detrás del maquillaje y de las pelucas.

¿Qué es lo que más te ha gustado descubrir a la hora de hacer el libro?

La verdad es que he disfrutado mucho del proceso. La documentación es lo que más me gusta. Hacerle entrevistas a toda esa gente que conoció a Divine y que eran amigos, colegas, compañeros de trabajo. Hablamos de una persona que desarrolló el grueso de su trabajo en los años 60-70 y que murió hace 32 años y por eso pensaba que me iba a costar más encontrar a la gente.

 

Descubrí que fue una persona que, a pesar de la agresividad que podía tener el personaje o los personajes que interpretaba habitualmente, que era una persona muy tierna. Y fue una persona, como me contaba su gente, bastante diferente a lo que suponía su presencia escénica. Era un tipo muy cercano, le gustaba que le reconocieran por la calle y aunque hablaba sosegadamente y se mostraba tímido con los desconocidos, no tenía problema en tirarle, por ejemplo, los tejos a chicos cañón.

¿Cómo crees que está afectando la sociedad de la imagen al colectivo LGTB?

La imagen siempre ha tenido importancia, y en nuestro colectivo más. La verdad es que la influencia de la cultura pop y del mundo del espectáculo en general, en Divine se ve lo poco ortodoxo de la imagen.

¿Qué significa para ti como autor estar entre los más vendidos en grandes cadenas?

La verdad es que siento muchísima satisfacción. Porque he puesto mi granito de arena para que se conozca más a una persona que creo que fue bastante desconocida y que abrió mucho camino entre la maleza. Estamos hablando de una persona que no fue un activista político. Ni le interesaba la política ni solía votar nunca.

Es una persona que nunca se escondió su orientación sexual.

¿Qué opinión te merece el feminismo transexcluyente?

Sobre el tema de las feministas TERF,  nunca podré ponerme del lado de quienes defienden la discriminación de una minoría tan pisoteada ya de por sí como las mujeres trans. Los postulados del feminismo transexcluyente, que se opone abiertamente al principio de autodeterminación de género, me parecen peligrosísimos.

La transfobia no es compatible con el feminismo.