5,5 toneladas de ayuda para el Sahara

El movimiento asociativo español de la discapacidad se solidariza con los refugiados saharauis

toneladas
El movimiento asociativo español de la discapacidad se solidariza con los refugiados saharauis

El movimiento asociativo español de la discapacidad se ha solidarizado con el pueblo saharaui y va a donar 5.5 toneladas de ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis, gracias a la campaña ‘Para que nadie se quede atrás’.

El movimiento asociativo español de la discapacidad se ha solidarizado con el pueblo saharaui y va a donar 5.5 toneladas de ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis, gracias a la campaña ‘Para que nadie se quede atrás’.

Mañana sale del puerto de Alicante un tráiler con destino a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, localizados en la Hamada Argelina, y donde viven en torno a 11.000 personas con discapacidad (7 por ciento de los refugiados saharauis), con una esperanza de vida estimada en torno a los 45 años de edad.

5,5 toneladas

En esta campaña, que pretende aliviar las especiales condiciones de vida de los refugiados saharauis, participan 8 grandes entidades españolas de la discapacidad: Aspace, Aspaym, Autismo España, CNSE, Cocemfe, Fiapas, Fundación del Lesionado Medular y Plena Inclusión, con la coordinación y el apoyo logístico de Fundación ONCE.

Con el propósito de poner la atención en los grandes olvidados, esta ayuda está orientada prioritariamente a las áreas de servicios sociales y a las áreas sanitaria y hospitalaria gestionadas por las autoridades saharauis.

Llegarán a los campamentos saharauis de Tinduf en torno a 60 sillas de ruedas manuales, 7 sillas eléctricas, 170 muletas, 100 andadores, 3 palets con material de incontinencia, 4 palets con diferente material ortésico y protésico, 3 palets con sábanas, mantas, toallas y productos de higiene, además de diferente material informático (ordenadores portátiles y de mesa) y hospitalario (máquinas de aire acondicionado, camillas, camas articuladas, grúas y electrocardiogramas).

Ayuda humanitaria

En su conjunto se ha recolectado 5,5 toneladas de ayuda humanitaria, en un tiempo récord de tres semanas. El material se entregará a la Media Luna Roja para su reparto, en coordinación con las autoridades saharauis, entre la población con discapacidad y sus familias.

Las condiciones de vida de esta población son especialmente frágiles, ya que a las carencias propias del campo de refugiados y a las adversas condiciones de vida de la Hamada Argelina, se une la ausencia de recursos básicos de apoyo (sillas de ruedas, andadores o material de incontinencia) que permitan llevar una vida más digna.El Covid-19 y la escalada del endémico conflicto en torno al Sáhara Occidental no ha hecho sino agravar la situación y las carencias de los refugiados saharauis con discapacidad.